10 consejos para favorecer la concentración

La concentración es vital para realizar muchas tareas cotidianas, más allá del trabajo o del estudio. Por eso, tienes dificultades para prestar atención o enfocar tu mente en una tarea en este artículo te vamos a dar 10 consejos para favorecer la concentración.

  1. Descansa bien

El descanso es fundamental para poder relajar la mente durante la noche y que por la mañana o durante el día esté fresca. Por eso debes dormir las horas suficientes al día, que varían en función de la edad. Así, los niños en edad escolar deben dormir entre 9 y 11 horas, los adolescentes unas 10 horas al día, los adultos entre 7 y 9 horas y las personas mayores de 65 años entre 7 y 8 horas, tal y como indican en un estudio científico publicado en un artículo de la BBC que puedes leer completo pinchando aquí.

  1. Relaja tu mente

No sólo basta con dormir las horas suficientes, se debe relajar la mente. Para conseguirlo hay diferentes técnicas como realizar ejercicios de meditación, escuchar música suave e instrumental, hacer inspiraciones lentas y profundas.

Pero es muy importante que todos los problemas ajenos a la tarea se queden fuera para poder favorecer la concentración.

  1. Cuida tu alimentación

Si, la alimentación también ayuda a favorecer la concentración. Es recomendable seguir una dieta variada rica en frutas, verduras y cereales. Pero también hay algunos alimentos que debes reducir como las grasas saturadas o los azúcares. Así como otras comidas porque son ricos en antioxidantes y ayudan al cerebro a funcionar mejor como las nueces, los dátiles, la avena, la avena o las lentejas.

  1. Elimina cualquier distracción

Por supuesto que si quieres aprovechar al máximo el tiempo de estudio, de trabajo o de concentración para realizar una tarea debes eliminar cualquier tipo de distracción.

Actualmente la principal fuente de distracción de cualquier persona es el teléfono móvil, por lo que déjalo lejos y ponlo en silencio o en modo avión. También debes tener cuidado con el ordenador, revistas o incluso la ventana.

  1. Cambia de hábitos

Otra forma de favorecer la concentración es cambiar de hábitos. Si ves que lo que estás haciendo actualmente no funciona debes cambiar de técnica e introducir nuevos hábitos en tu día a día.

  1. No procrastines

Si quieres aprovechar al máximo el tiempo disponible y favorecer la concentración no tienes que procrastinar. ¿No sabes lo que significa? Pues bien, esta palabra significa aplazar una tarea o trabajo.

Pero es que si no paras de hacerlo porque no te gusta o te da pereza estás mandando un mensaje equivocado a tu cerebro. Y si no paras de procrastinar es complicado que cuando realmente te ponga con algo te sientas concentrado o motivado.

  1. Cuida tu vida emocional

También es muy importante que si quieres mantener la atención y la concentración cuides tu vida emocional. Porque por el contrario, no es de extrañar que tengas dificultades para despejar la mente.

  1. Fija horarios

Para evitar aplazar siempre las tareas debes fijar horarios e intentar cumplirlos. Así tu cerebro estará más preparado para ponerse a trabajar cuando toca. Pero fijar horarios y cumplirlos no sólo ayuda a la concentración, también a la consecución de objetivos. Por lo que no lo dudes y aplica esta acción si realmente quieres concentrarte.

  1. Mastica chicle

Un truco que recomiendan algunos expertos para favorecer la concentración es masticar chicle. Y es que hay un estudio científico que dice que al masticar chicle se mejoran las habilidades de memoria porque aumenta el flujo de sangre al cerebro.

  1. Acude a una consulta de terapia

También puedes apostar por acudir a una consulta de terapia donde los profesionales te ayudarán a mejorar tu concentración y averiguar los motivos por lo que la concentración ha decaído. “Cada vez estamos recibiendo a más personas que indican que están manifestando dificultades para mantener la atención y la concentración en el desarrollo de sus actividades cotidianas. Por eso ofrecemos terapia para tomar consciencia del momento presente e identificar qué te está pasando; reconocer, aceptar y atender a las emociones de los pacientes;  tomar consciencia de las necesidades para poder hacerse cargo de ellas; aprender a respetar los tiempos de descanso y a saber desarrollar una actitud de autoobservación para poder detectar errores”, explican desde Psi, centro especialista en terapia Gestalt en Barcelona.

Esperamos que estos consejos te ayuden a mejorar la concentración. Pero como ya hemos explicado si aprecias problemas para la atención puedes confiar en profesionales, que se encargarán de detectar los motivos e indicar las pautas más aconsejables para mejorar la situación.

 

Suscríbete a nuestra Newsletter