Dale un toque primaveral a tu comercio.

La primavera es la estación de las flores. Sabemos todo el trabajo que conlleva cuidar plantas durante todo el año y lograr una bonita floración. Hablaremos en este artículo de la belleza y el colorido que aporta la decoración vegetal en estas fechas, dando ideas para que la falta de tiempo no sea un obstáculo para utilizarla.

Terminado el invierno llega la temporada de la luz y el buen tiempo. En las calles hay una explosión de color que rompe con los tonos apagados que imperaban meses atrás. Que los negocios entren en sintonía con este espíritu es bueno para atraer a los clientes y hacer que se sientan a gusto en el comercio.

Durante estos meses es toda una experiencia tomarse un café en una terraza en la Plaza de las Flores de Murcia. Se trata de un rincón emblemático del casco antiguo de esta ciudad. Una plaza diáfana repleta de cafeterías en pleno centro.

La Plaza de las Flores se llama así, porque en ella están ubicadas varias floristerías. Algunas con más de cincuenta años de antigüedad. Al llegar la primavera, los floristas sacan el género a la calle. Lo exhiben en la puerta de las tiendas. Es un reclamo para atraer a los compradores.

En la plaza de las flores hay más bares que floristerías. El centro de la plaza lo ocupan las terrazas. Si no recuerdo mal, no llegan a media docena las tiendas de flores que hay allí. Que los tenderos saquen sus productos al exterior le imprimen una belleza y una singularidad única al lugar. Te tomas el café rodeado por la belleza radiante de las flores.

Los dueños de los bares se aprovechan del decorado. Supongo que a los floristas, la afluencia de público también les viene bien. Los murcianos saben que la plaza es un lugar especial. Lo disfrutan todo el año, pero yo creo que lo exhiben, con más orgullo, los tres meses de primavera.

Pienso que crear una ambientación primaveral es beneficioso para restaurantes y comercios. Llaman la atención del público y mejoran el estado de ánimo de dependientes y clientes. La primavera es una estación deseada, que estimula los sentidos. Ya lo dice el refrán: “La primavera, la sangre altera.” Utilizar una decoración primaveral hace que los establecimientos estén en sintonía con esta bonita estación.

No hace falta estar ubicado en la Plaza de las Flores de Murcia para tener un ambiente primaveral. Los especialistas de Mundo Flor, una empresa mayorista especializada en decoración de interiores, nos comentan que con plantas artificiales y flores preservadas se puede crear una decoración primaveral, sin que parezca, a simple vista, que no es natural.

Y es que si queremos conseguirlo con plantas normales nos va a llevar tiempo y trabajo.

Los patios de Córdoba.

El periódico «Diario de Córdoba» nos recuerda que del 2 al 14 de mayo se celebra el concurso de patios de la ciudad. Las casas de Córdoba se abren de par en par a los ojos de los visitantes, los curiosos y el jurado. Compiten entre ellas por presentar el patio cordobés más bonito. Engalanados con flores y plantas colocadas en macetas, unas dispuestas en el suelo y otras colgadas en las paredes, y por enredaderas que van trepando por los muros.

Los patios cordobeses están en su máximo esplendor, sin embargo, se llevan cuidando con esmero durante todo el año. Sin duda, asistir a este certamen, es uno de los momentos más especiales para conocer esta ciudad andaluza, o para revisitarla, aquellos que ya la conocemos.

Las casas andaluzas están inspiradas en las casas romanas. Las dependencias se distribuyen en torno a un patio. Unas veces la finca es propiedad de una sola familia, y otras veces es un vecindario distribuido alrededor de un patio común, que viene a ser como una plaza privada y un lugar de encuentro de los vecinos.

Pero además, tienen un marcado carácter árabe, andalusí. Los patios son como pequeños oasis. Disponen de su propio pozo y en el patio explosiona la belleza de la vegetación en simbiosis con la arquitectura.

Reproducen la idea visual que tenían los árabes de paraíso y lo reservan para los moradores de la casa, y para los visitantes, pues los cordobeses son gente dada a compartir. El cuidado de los patios es toda una cultura y una tradición. Una vía de expresión más de la concepción de belleza y arte de los andaluces.

Un patio cordobés implica diseño y mantenimiento. En el patio las plantas no están colocadas a capricho. Se estudia la orientación al sol del patio y el lugar donde mejor luce un tipo de planta u otra, buscando una armonía en el conjunto.

Además de regarlas, abonarlas y trasplantarlas, la persona que se encarga del cuidado del patio, va moviendo las macetas de un lado a otro, para que aprovechen el máximo tiempo de luz posible. Las va podando todos los días, sobre todo durante el mes de concurso, para que siempre luzcan radiantes. Un trabajo persistente que bien requiere un premio para todas las cuidadoras y cuidadores de patios.

Los cuidados de plantas interiores.

Para hacernos una idea de todo el trabajo que requiere el cuidado de las plantas, he querido recurrir a un interesante artículo que se publicó en la revista «Mejor con salud», en el que nos dan una serie de consejos para el cuidado de plantas de interiores. Estas son algunas pautas a seguir:

  1. Elegir bien las plantas. Antes de adquirir una planta u otra debemos informarnos de qué cuidados necesita y qué condiciones requiere para su crecimiento. Hay plantas que sobreviven en un ambiente muy específico, mientras otras lo hacen con una atención mínima. Necesitamos saber si tenemos los medios y el tiempo necesario para cuidarlas.
  2. Todas las plantas necesitan luz. El lugar donde las coloquemos es importante. Las plantas con hojas oscuras son la que menos luz necesitan. Si no tienen luz suficiente, las hojas se vuelven amarillentas, es un síntoma de mala salud. Debemos atender a cómo se comporta la planta, para colocarla en un lugar u otro.
  3. El riego justo. Curiosamente, una de las razones más frecuentes por las que se marchitan las plantas caseras es por al exceso de agua. La tierra de la maceta debe estar húmeda, pero no encharcada. No debe formar barro. En ambientes muy resecos es aconsejable humedecer con frecuencia las hojas con un rociador muy fino, como un espray de agua.
  4. La temperatura es fundamental. Las plantas necesitan una temperatura estable. Sin cambios bruscos. No se aconseja colocarlas cerca de fuentes de calor. Otro elemento que las afecta bastante son los aires acondicionados. El aire acondicionado reseca el ambiente. Esto castiga seriamente a la planta, que requiere más humedad para sobrevivir.
  5. Mantener las hojas limpias. Las hojas son el principal órgano respiratorio de la planta. Si se cubren de polvo, dificulta su respiración. Debemos limpiarlas con cuidado. Un truco para que no se obstruyan es frotarlas con un trapo de algodón mojado con unas gotas de glicerina. La glicerina creará una fina película que impide que el polvo se adhiera a las hojas.
  6. Seleccionar bien el tiesto. Las macetas más adecuadas para las plantas son las de barro. Absorben gran parte el agua sobrante cuando regamos y mantienen por más tiempo la humedad de la tierra. Cuando una planta ha crecido bastante, puede ser adecuado trasplantarla a una maceta mayor. Las raíces de la planta no deben estar aprisionadas. Constriñen su crecimiento.
  7. Los trasplantes deben acompañar el crecimiento de las plantas. No es conveniente que las raíces de la planta se aprieten y se enrollen en el interior de la maceta, se quedan sin aire. Tampoco es bueno plantar la planta en una maceta demasiado grande para ella. En este caso, los nutrientes de la tierra se desperdician. Tienden a concentrarse en el fondo de la maceta, donde no llegan las raíces de la planta.
  8. El abono es indispensable. La fuente de alimento para la planta es la tierra. Debemos abonarla cuando corresponda, ya que la tierra se va quedando sin nutrientes y eso afecta a su salud. En periodos de crecimiento y de floración, la planta necesita más alimentación, por lo que es un buen momento para abonarlas.
  9. Atención a plagas. Como seres vivos que son, las plantas también enferman. Pudiendo sufrir ataques de hongos y parásitos que se alimentan de ella. Debemos estar atentos a manchas que pueden aparecer en las hojas o a la presencia de signos extraños.

Como hemos visto, el cuidado de plantas requiere mucha dedicación. Un tiempo y una atención que, por desgracia, en muchas ocasiones no tenemos. Decorar nuestro negocio con flores y plantas artificiales es una buena alternativa para tener ese ambiente fresco y primaveral sin tener que estar tan pendiente de ellas.

Hoy las plantas artificiales no son como las clásicas plantas de plástico que tanto nos horrorizan. Se fabrican con materiales especiales que hacen que nos cueste diferenciarlas de las naturales, pero, que desde luego, requieren menos atención.

 

 

Mas populares

Comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn
Reddit

Suscríbete a nuestra Newsletter