El corte por láser, tecnología de referencia para la industria mundial

¿Cuánto diríais que ha mejorado la tecnología la eficiencia y eficacia de los empleados de una empresa en los últimos 20 años? Se trata de una pregunta para la cual cada uno tendremos una opinión diferente y que nos ha de servir para valorar lo que tenemos ahora y comprobar que, como muchos expertos y expertas dicen, la sociedad es ahora algo mucho más moderno y eficaz que antes. Las empresas han venido notando esos avances en los últimos años y no cabe duda de que esa es una gran ventaja para todos y todas.

En una página web llamada Hablemos de Empresas se habla de seis industrias que se han visto beneficiadas con la llegada de los avances tecnológicos de los últimos años:

  • La primera de ellas es la agricultura. La dureza de este trabajo se ha suavizado gracias a la tecnología y los plazos y efectividad de la recogida de alimentos se han potenciado.
  • Los viajes se han visto beneficiados a causa de que ahora se pueden planificar de manera online.
  • La salud ha vivido un avance espectacular de un tiempo a esta parte, principalmente a causa de que hay nuevas máquinas y equipos.
  • La automoción es una de las grandes beneficiadas por la llegada de la tecnología porque ahora se produce más rápido y en mayores cantidades, lo que se traduce en unos menores costes de producción.
  • La música es, quizá, uno de los modelos de ocio que se ha visto claramente influenciado potenciado por la mejora tecnológica. Que existan plataformas como Spotify o Google Music son pruebas fehacientes de ello.
  • En los transportes, la tecnología también ha jugado un papel imprescindible. Los vehículos de ahora son, sobre todo, más seguros que los de antes.

Aunque hemos mencionado esas seis industrias, lo cierto es que todos los trabajos que os podáis imaginar se han visto beneficiados por la aparición de nuevos sistemas, softwares y máquinas que han agilizado el trabajo y que han facilitado la seguridad de todos los equipos de personas. Es difícil imaginarse un puesto de trabajo en el que no se maneje un ordenador o una máquina, aunque sea de una manera temporal. Sin este tipo de sistemas, la sociedad no se entendería. Está claro que el desarrollo de la tecnología bien podría haber servido para cambiar de periodo histórico, dejar de lado la Edad Contemporánea y empezar a llamar al periodo histórico que vivimos como la Edad Post-Contemporánea.

Uno de los avances tecnológicos que ha permitido a diferentes industrias mejorar y agilizar su trabajo en los últimos tiempos ha sido el que tiene que ver con el corte por láser. Hablamos de algo que nos ha permitido ganar en precisión y en seguridad, cuestiones estas que ayudan a que el trabajo sea mucho más rápido y que se minimicen los errores que se producen durante el proceso. En Tecoi han venido realizando un registro relativo a la demanda de este tipo de sistemas y han identificado un repunte en la necesidad de los mismos por parte de fábricas de diferentes tamaños y actividades.

No es de extrañar que así haya sido. Son muchos los trabajos en los que ya es habitual tener la necesidad de tener un mecanismo de corte por láser. Esta fue una técnica que primero se desarrolló en países potentes industrialmente como Estados Unidos, Alemania o Japón, pero que se ha ido convirtiendo en algo habitual a medida que pasaban los años en otros países como el nuestro. A nivel industrial, todo el mundo se ha visto beneficiado por esto y así debe seguir siendo.

¿Hasta qué punto podemos llegar?

Es la pregunta del millón. ¿Hasta dónde creéis que puede llegar la tecnología en los tiempos que corren? ¿Existe algún límite? A veces, da la sensación de que una fábrica podría llegar a operar de manera autosuficiente sin necesidad de que en ella se encontraran operando personas humanas. Sin embargo, creemos que para eso todavía falta bastante. La mano de obra humana sigue siendo muy necesaria para el correcto funcionamiento de una fábrica que produce miles de piezas cada día.

De hecho, consideramos que la mejor manera de que un centro de trabajo funcione es haciendo esa combinación tan necesaria entre lo humano y lo tecnológico. Es la ecuación que persiguen las empresas en los momentos que corren y la fórmula que proporciona éxitos por doquier. Así ha sido corroborado en múltiples ocasiones y así va a seguir siendo de cara al futuro. La cantidad de beneficios que ha proporcionado esa combinación entre lo tecnológico y lo humano es suficiente garantía para que confiemos en que todo lo que salga del trabajo conjunto entre ambos sea positivo para el entorno en el que vivimos.

Suscríbete a nuestra Newsletter